1. Home
  2. Libro digital
  3. El (nuevo) concepto de Libro Digital

El (nuevo) concepto de Libro Digital

La idea de un libro de clases digital surge desde el plan “Todos al Aula”, como un medio para modernizar la forma en que se realizan las tareas administrativas.
Es una medida para optimizar la gestión de la información y permitir a los establecimientos el acceso a mejores herramientas para la toma de decisiones, en base a datos.

1. Antecedentes

En 2019 el MINEDUC lanza el programa Todos al Aula con el objetivo de aportar a la desburocratización del sistema escolar, disminuyendo la sobrecarga administrativa en las escuelas, para que los sostenedores, directivos y profesores pudiesen dedicar mayor tiempo a la labor pedagógica.

Los ejes rectores del plan son: reformar las posibilidades y restricciones de uso de recursos SEP, agilizar las tareas administrativas y digitalizar los procesos entre comunidades y el Sistema de Aseguramiento de la Calidad.

Específicamente sobre este último eje, la comisión “todos al aula” estableció como marco de mejora la implementación de plataformas informáticas que entreguen herramientas para la gestión de información, simplifiquen los procesos administrativos y estén al servicio de la calidad, esperando que la implementación de este tipo de medidas generasen un impacto en la carga administrativa, que se vería reducida de manera importante.

(El objetivo es) dar un salto tecnológico en los aspectos administrativos de la educación para colaborar en el proceso de desburocratización encomendado.

Propuestas comisión todos al aula.

Implementar plataformas de gestión escolar y un sistema de identidad digital

El marco descrito contiene ocho (8) propuestas, de las cuales dos (2) destacan en avanzar hacia un sistema digital, rápido y fiable de registros de asistencia y de cumplimiento de los planes y programas de estudio; además de facilitador en los procesos de fiscalización de la Superintendencia de la Educación.

  1. La implementación de plataformas de gestión básica en todos los establecimientos, que permita interactuar con el MINEDUC cumpliendo con exigencias básicas, a saber; asistencia, notas, hoja de vida y planificaciones.
  2. La implementación de un sistema de Identidad Digital el cual, en la medida que se avance gradualmente en la digitalización de las operaciones administrativas de las escuelas será cada vez más útil.

La necesidad de estandarizar la información en educación

La implementación de plataformas de gestión escolar que contengan datos educacionales junto al hecho de que estas aporten a facilitar los procesos de fiscalización de la Superintendencia de Educación, implicó que la información registrada en ellas debe normarse por un estándar de datos para la educación (EDE).

En su versión inicial, el EDE estableció la forma en la cual se debe realizar el intercambio de información y los datos mínimos que deben registrarse para el registro de matrícula electrónico y el libro de clases digital (véase resolución exenta N° 3335).

2. El libro de clases digital

De acuerdo a lo anterior, un libro digital es un software de gestión escolar que debe permitir registrar cierto contenido mínimo y tratar la información bajo el estándar de datos para la educación vigente.

Sin embargo, fueron la resolución exenta N°30 (circular N° 30), de la Superintendencia de la Educación, y la resolución exenta N° 3335, del MINEDUC, que normaron qué registros de información debía contener un libro digital y de qué forma esta debía presentarse (requerimientos técnicos a cumplir).

En el documento de la resolución exenta N°30, también se estableció que solo pueden implementar el libro digital aquellos establecimientos que operen con el registro de matrícula en forma digital. Además, estableció la libertad para que los colegios puedan llevar un libro de clases en papel o en formato digital (por medio de un software de gestión escolar).

Según la circular N° 30, un libro de clase en formato digital válido frente al MINEDUC debe:

  • Utilizar la versión vigente del estándar de datos definido por el MINEDUC.
  • Entregar la posibilidad de exportar toda la información del libro de clases.
  • Registrar cada ingreso, modificación o eliminación de datos o estado en el libro de clases, de manera de mantener una trazabilidad de la información y resguardar su veracidad, según lo indicado en el estándar de datos para la educación.
  • Cumplir con el estándar de datos para la educación.

Además, el contenido mínimo de un libro de clases (en cualquiera de sus formatos) debe incluír:

  • Registro de antecedentes generales de alumnos y alumnas.
  • Registro de control de asignatura.
  • Registro de control de asistencia.
  • Registro de evaluaciones y subsectores educativos.
  • Registro de anotaciones de convivencia escolar por estudiante.
  • Registro de atención de profesionales en aula común y PIE.

Adicionalmente, se propone que, dadas las ventajas de las plataformas digitales, los libros de clases digitales cuenten con la posibilidad de ingresar otros antecedentes como las actividades o talleres, calendario de evaluaciones, etc.

Finalmente, se indica que para el resguardo de la información se debe incluir un verificador de identidad, que reemplaza la firma por puño y letra que se realiza en los registros en papel.

¿Resultó útil este artículo?

Artículos Relacionados